This site uses cookies. By continuing to browse the site you are agreeing to our use of cookies.

Su cesta
0 artículos
Subtotal0 US$

Su cesta está vacía.


¿No tiene una cuenta?
Entrar

¿Ha olvidado su contraseña?


Su pintura escribe TRBL - Explorando los significados y mensajes de Wool en una monografía exhaustiva

Su pintura escribe TRBL

Explorando los significados y mensajes de Wool en una monografía exhaustiva

Christopher Wool

US$ 1,500
Edición plurilingüe:
English, French, German
Disponibilidad: En stock
Presentamos todas las fases de su trabajo en reproducciones a gran escala, acompañadas de extensos textos, así como Polaroids de las producciones y fotos de las instalaciones del propio Wool. Edición limitada de 1.000 copias, cada una de ellas numerada y firmada por el artista

A simple vista, la obra Christopher Wool es desgarradoramente simple, aparentemente sincera, y... resulta muy neoyorquino. Se debe en gran parte al expresionismo abstracto y al arte pop, aunque él mismo ha logrado trascender estos géneros, incluso demolerlos. Su pintura basada en textos y sus piezas abstractas realizadas con spray hacen que su trabajo resulte muy atractivo. Wool se cuestiona la pintura, como muchos otros artistas de su generación, pero no nos ofrece ninguna solución simple. «Cuánto más te cuesta mirar más duro es», así tituló una de sus obras con palabras. Se trata de un ejemplo excelente de cómo él establece lo obvio provocándonos a pensar hondamente acerca de lo que puede ocultarse bajo la obviedad.

Christopher Wool empezó a hacerse conocido a mitad de los años 80’ por sus grandes murales producidos con rodillos de goma empleados para simular los diseños de los papeles decorativos para paredes. Sobre 1988 dio un gran paso en su trayectoria realizando sus pinturas con palabras («Trbl,» «Riot,» «Sell the House, Sell the Car, Sell the Kids»), mientras tanto siguió explorando las posibilidades de la pintura de estampados decorativos. Desde los años 90’, ha seguido desarrollando las cualidades pictóricas de su obra, empleando una paleta bicolor dónde predomina el blanco y el negro, empezando a realizar líneas abstractas pintadas con pistolas de spray, trabajando en las distintas capas de las imágenes, sobrepintando serigrafías de seda en lino, todo ello lo realiza gracias a una gran cantidad de medios tecnológicos que pueden envolver técnicas como la fotografía, la serigrafías, y en el nuevo milenio en que nos encontramos, los ordenadores.

Explorando el trabajo de Wool a lo largo de 500 páginas, este monográfico es una obra exhaustiva en profundidad. Todas las fases de su trabajo aparecen representadas gracias a reproducciones de gran formato y acompañadas de Polaroids de la producción y fotos de la instalación del propio Wool. El Editor Hans Werner Holzwarth ha colaborado previamente en diversos catálogos y libros sobre Wool. Los ensayos y análisis que encontramos son de Glenn O’Brien, Jim Lewis, Ann Goldstein, Anne Pontégnie, Richard Hell, y Eric Banks, todos ellos hacen de este libro una gran lectura y de lejos el mejor estudio sobre este artista que podemos encontrar.

El libro se encuentra disponible también en una Edición de arte, limitada a 100 ejemplares, que incluye una obra especialmente producida por Christopher Wool.
  • “A monograph published by TASCHEN in 2008 sealed Wool’s status as a „must-have artist“ among collectors of blue-ship contemporary art.”

    — The Art Newspaper, London