Su cesta
0 artículos
Subtotal0 US$

Su cesta está vacía.


¿No tiene una cuenta?
Entrar

¿Ha olvidado su contraseña?


Utagawa Hiroshige

Utagawa Hiroshige

El maestro del ukiyo-e japonés

Libros

2 results | Top

T-Time

1 result | Top

Utagawa Hiroshige

Top

Utagawa Hiroshige (1797-1858) fue uno de los últimos grandes artistas de la tradición del ukiyo-e. Traducido como “imágenes del mundo flotante”, el ukiyo-e era un género de grabados realizados mediante xilografía que floreció en Japón entre los siglos XVII y XIX. En estos grabados se capturaban momentos fugaces, desde los lugares más bellos y emblemáticos de Edo hasta espectaculares paisajes naturales. Principalmente giraban en torno a los placeres hedonistas y la vida cosmopolita de la próspera burguesía comercial. Muchas de las imágenes de Hiroshige se ambientan en lugares de ocio y entretenimiento, y en ellas se representan espectáculos de teatro kabuki, cortesanas y geishas; el mundo etéreo, temporal y nocturno de lo que iba a convertirse en Tokio.

Hiroshige, también conocido como Ano Hiroshige, se formó en la influyente escuela Utagawa. Una de sus series de grabados más famosas es Las cincuenta y tres estaciones del Tōkaidō, con las distintas etapas del viaje desde Edo a Kioto. También es una de las series más importantes, al establecer una nueva temática principal para los ukiyo-e: el grabado paisajista o fūkei-ga. En ellos, pájaros y flores, asuntos tradicionalmente atípicos, se convirtieron en norma. Hiroshige incluso realizó su propia versión de Treinta y seis vistas del monte Fuji, inspirándose en las ilustraciones originales del célebre artista Hokusai.

En Occidente, los grabados de Hiroshige se convirtieron en modelo para el japonismo, estilo que se extendió por Europa definiendo la imagen de Oriente en el Viejo Continente. El estilo tuvo una fuerte influencia en los impresionistas franceses, así como en Mir iskusstva, un movimiento artístico ruso del siglo XX. Después de producir más de 8.000 obras, Hiroshige se retiró de la vida pública al llegar a la vejez y se convirtió en monje budista. Pero durante esta etapa final de su vida tuvo tiempo de realizar sus Cien famosas vistas de Edo. Entre los libros de TASCHEN puede encontrarse la reproducción de esta impresionante serie, así como un título dedicado a Hiroshige perteneciente a la colección Basic Art. Enfatizando lo poético en lugar de lo formal, el arte de Hiroshige desafió el realismo perspectivo de la visión centralista europea con su abstracción serena y tranquila.