Su cesta
0 artículos
Subtotal0 US$

Su cesta está vacía.


¿No tiene una cuenta?
Entrar

¿Ha olvidado su contraseña?


Robert Crumb

Robert Crumb

Los dibujitos de un viejo pervertido

Libros

9 results | Top

Robert Crumb

Top

El dibujante norteamericano Robert Crumb es amado y alabado por su trabajo, que combina el cómic tradicional con una sensibilidad alucinada y una libido desatada. A veces se cita la psicodelia como la razón que hay tras su estilo estupefaciente. Crumb se convirtió en un prolífico dibujante a finales de los años sesenta y principios de los setenta, cuando dedicaba especial atención a su tira Keep on Truckin' y a personajes tan populares como el bohemio Fritz the Cat y el gurú espiritual Mr. Natural. La obra de Crumb se ocupa de asuntos atípicos en el cómic, como su vida sexual y su experiencia con el consumo de drogas. Contenidos de este tipo se ajustaban bien a un sello como Underground Comix, conocido por publicar obras desafiantes y experimentales.

La fama de Crumb iría en aumento con la publicación de Zap comics en 1968. Entre sus trabajos posteriores se cuentan Snatch, Big Ass, Despair, Weirdo y Hup. Actuó en la película documental Crumb, que fue nominada al Óscar en 1994, y ha producido muchos libros, incluida la publicación de la editorial TASCHEN Sex Obsessions. También disponibles en la colección de TASCHEN están las recopilaciones de Sketchbooks (bocetos) de Crumb en dos volúmenes, 1964-1982 y 1982-2011, que muestran dibujos escogidos por el artista. Cavernícolas, gimnastas y yetis musculosos pero vivaces son motivos recurrentes en sus dibujos, al igual que la fantasía sexual de ser dominado por mujeres fuertes y su representación de "hombrecitos" disminuidos e infantilizados por sus propios deseos. Otra de las fijaciones de Crumb es la actriz de películas para adultos Vanessa del Río. Crumb ha contribuido con una litografía en color firmada de Del Río a la reciente publicación de TASCHEN dedicada a la estrella.

Crumb está casado con la dibujante Aline Kominsky-Crumb, reconocida por su contribución al movimiento feminista con sus ilustraciones para cómic. Aunque a veces en desacuerdo con la representación que hace su pareja de la mujer, y con su desenfrenado autorretrato sexual, Aline y Robert, sin embargo, han colaborado en numerosos proyectos. Extraños, hilarantes, y con frecuencia obscenos, los cómics de Robert Crumb siguen girando en torno a las obsesiones del artista, en especial su fijación por mujeres grandes y fuertes. En el mundo de Crumb los hombres están a merced de los apetitos sexuales de mujeres de físicos poderosos.