Su cesta
0 artículos
Subtotal0 US$

Su cesta está vacía.


¿No tiene una cuenta?
Entrar

¿Ha olvidado su contraseña?


El arte de las pin-ups

El arte de las pin-ups

Imágenes de una época en que el erotismo seguía siendo inocente

Vestidas con trajes de baño o uniformes de azafatas de vuelo, las modelos de arte pin-up sedujeron a los Estados Unidos de la posguerra con una actitud descarada y despreocupada. Entre las ilustraciones pin-up se cuentan dibujos, pinturas y pasteles de caras y figuras femeninas idealizadas destinadas a la exhibición pública, así como otros contenidos más ilícitos dirigidos a discretos clientes masculinos. Producidas entre 1920 y 1970 para su uso en calendarios, portadas de revistas y páginas desplegables, las obras de arte pin-up revelan mucho sobre la cultura estadounidense del período, que se caracterizó por un ambiente rebosante de nuevo optimismo, una sociedad de consumo en auge y el despertar del erotismo.

La mayoría de las pinturas originales publicadas por anunciantes y editores como la Brown & Bigelow Company fueron desechadas después de ir a imprenta, lo que aumenta el valor de las obras que han sobrevivido. Actualmente existe un renovado interés por el arte pin-up y su pariente cercano, el cabaré, así como por las raras impresiones originales que todavía existen.

Pinturas de artistas de renombre como Alberto Vargas, George Petty, Peter Driben y Gil Elvgren alcanzan altos precios en subastas y a menudo pasan a colecciones privadas. La editorial TASCHEN ha estado rastreando lo mejor de este fenómeno vintage y ha publicado reproducciones de imágenes pin-up en sus libros. Dirigidos por Dian Hanson, editora de Sexy Books, entre los títulos de TASCHEN sobre arte pin-up se cuentan el volumen XXL The Art of Pin-Up, así como monografías de artistas en formato más pequeño y libros orientados al mundo del fetichismo, como The Big Book of Legs.

Las modelos pin-up inmortalizaron las fantasías sobre lo femenino en la década de 1950. Ataviadas con una amplia gama de medias de nailon, ligas y vestidos largos, estas chicas alegres y explosivas que lucían el flequillo de Betty Page posaron según la moda y los personajes del momento: coristas, esposas de militares y prototipos del conejito de Playboy. A día de hoy, las imágenes pin-up inspiran interpretaciones contemporáneas y tienen un papel importante que reclamar en la historia del arte y de la erótica.

Libros

7 results | Top

T-Time

1 result | Top