Su cesta
0 artículos
Subtotal0 US$

Su cesta está vacía.


¿No tiene una cuenta?
Entrar

¿Ha olvidado su contraseña?


El Bosco

El Bosco

Inventor de monstruos y quimeras

En su Jardín de las delicias, el enigmático artista neerlandés Jerónimo Bosch, más conocido como El Bosco, (c. 1450-1516) presenta el mundo de los deseos y los temores humanos en un tríptico elaborado con la técnica del empaste. Las imágenes fantásticas y el tono pesimista de las pinturas de El Bosco influyó en gran medida en el arte del siglo XVI, con Pieter Bruegel el Viejo como uno de sus más célebres seguidores. Sus espeluznantes representaciones del infierno pueden resultar difíciles de comprender del todo, pero sin duda hacen referencia a las actitudes morales y los conceptos religiosos de finales del medievo. Los paisajes están repletos de escenas protagonizadas por figuras humanas y criaturas fantásticas ocupadas en todo tipo de actividades extrañas, que parecen moverse y cambiar ante nuestros propios ojos.

Jerónimo Bosch, nacido en el siglo XV en la ciudad de ‘s-Hertogenbosch, perteneciente al ducado de Brabante, creó unas obras sumamente individualistas que despertaron el interés de muchos, entre ellos Felipe II, y hoy en día un gran número de sus pinturas forman parte de la colección permanente del Museo del Prado, en Madrid. Una de sus grandes genialidades fue tomar las representaciones figurativas y escénicas conocidas como drolleries, que utilizan monstruos y seres grotescos para ilustrar los pecados y el mal, y trasladarlas de los márgenes de los manuscritos miniados a retablos de gran formato, algunos de ellos, como la Adoración de los magos, El juicio final y Carro de heno, trípticos.

El Bosco, cuyo nombre real era Jheronimus van Aken, fue un artista muy copiado e imitado. En la actualidad, sólo se le atribuyen con total certeza veinte pinturas y ocho dibujos. La monografía de TASCHEN El Bosco. La obra completa explora con todo detalle el mundo del artista en formato XL y XXL. Su autor, el historiador del arte Stefan Fisher, ofrece asimismo una perspectiva del maestro inigualable en las series Basic Art y Bibliotheca Universalis, y el nuevo juego de postales del artista brinda la oportunidad de enviar un pedacito de cielo, o de infierno, a los más allegados. 500 años después de su muerte, El Bosco sigue siendo considerado un visionario, retratista de sueños y pesadillas, además del pintor por antonomasia del averno y sus demonios.

Libros

6 results | Top

T-Time

2 results | Top