Su cesta
0 artículos
Subtotal0 US$

Su cesta está vacía.


¿No tiene una cuenta?
Entrar

¿Ha olvidado su contraseña?


El nacimiento de la fotografía en color

¿Cuándo nació la fotografía en color?

¿Cuándo nació la fotografía en color?
Ya en el siglo XIX hubo intentos aisla dos de obtener fotografías en color. A partir de 1902 empezó a emplearse el procedimiento de los tres colores con fines profesionales, en la impresión de libros y revistas. En la fotografía aficionada, el color empezó a imponerse con la introducción en 1907 de la técnica del autocromo, pero la generali-zación de la fotografía en color no llegó hasta mucho más tarde: en 1941 en Estados Unidos y en 1950 en Europa occidental.

¿Qué distingue a las fotografías en color de las fotografías en blanco y negro coloreadas a mano?
Hasta hoy, una foto en color consiste en realidad en tres fotografías en blanco y negro. Estas contienen la información cromática de los tres colores primarios por separado como, por ejemplo los valores de brillo. Con su combinación, se obtiene cualquier otro color. La información puede almacenarse de distintas maneras: en tres áreas diferentes de la placa fotográfica (fotografía en tres colores), una al lado de la otra en forma de puntos de pantalla (en autocromos y en los sensores de las cámaras digitales) o superpuestas (en las tres capas de una película en color). En todos los casos se captan los colores reales. Sin embargo, el color de las fotografías coloreadas es fruto de la memoria, y a veces, de la imaginación.

¿Cómo son los autocromos?
Los autocromos son imágenes transparentes sobre vidrio, parecidas a las posteriores diapositivas. Para poder observarlas, había que acercarlas a una luz o proyectarlas sobre una superficie.

¿Por qué se ha tardado tanto en recuperar estos autocromos?
Estas imágenes nunca quedaron olvidadas, pero estaban en un estado lamentable. Solo gracias a las posibilidades que ofrece la moderna tecnología digital, hemos podido escanear las plantillas originales y obtener reproducciones de calidad. Los originales apagados y con frecuencia dañados se convierten en fotos en color con una gran luminosidad. Por supuesto, el mundo digital también ha permitido tener un mayor acceso a archivos fotográficos de cualquier parte del mundo.

¿Qué visión de la Primera Guerra Mundial ofrecen estas fotografías en particular?
Como la mayoría de las fotografías tomadas durante el conflicto, estas imágenes se tomaron con fines propagandísticos. Aunque los fotógrafos solo podían captar unas escenas estáticas concretas debido a las limitaciones técnicas del método del autocromo, estas imágenes son de un valor inestimable, puesto que ofrecen la versión más realista que tenemos de la Primera Guerra Mundial. A todo color, la gente, el paisaje y muchos detalles de este conflicto parecen mucho más presentes, a pesar de que ha pasado un siglo.