This site uses cookies. By continuing to browse the site you are agreeing to our use of cookies.

Su cesta
0 artículos
Subtotal0 $

Su cesta está vacía.


¿No tiene una cuenta?
Entrar

¿Ha olvidado su contraseña?


El principio del placer - Kinbaku-bi, ¿a alguien le apetece?

El principio del placer

Kinbaku-bi, ¿a alguien le apetece?

Nobuyoshi Araki. Bondage

$ 1,000
Edición plurilingüe:
English, French, German
Disponibilidad:
El Kinbaku-bi, que literalmente significa «la belleza del atar apretado», es el arte japonés del bondage erótico y siempre ha fascinado a Nobuyoshi Araki, que lo ha convertido en uno de sus temas clave. El artista ha sido calificado de genio y de poeta, y también de misógino, pornógrafo y monstruo, pero la obra de Araki transciende las clasificaciones morales simplistas. Como él mismo ha dicho de este arte: «No hay conclusión. Es completamente abierto. No va a ninguna parte.» Ya sea de forma literal o figurada, es cierto que las modelos que ata están inmovilizadas, pero de las formas más tentadoras. Björk y Lady Gaga son fans del artista y ambas han posado para él, la última sujeta con cuerdas en actitud seductora.

Esta edición de coleccionista está limitada de 845 ejemplares. Está compuesta por tres volúmenes, encuadernados artesanalmente según la tradición japonesa y guardados en un estuche rígido de madera. Presenta una selección de Araki de sus fotos de bondage favoritas realizadas a lo largo de toda su carrera.

También disponible en tres Ediciones de Arte, cada una de 50 ejemplares, que incluyen una lámina digital en C-print.
  • “Through striking color‚ emotive gazes and a delicate balance of beauty and violence‚ Araki seduces his viewers’ eyes in order to betray their morals.”

    — The Huffington Post, New York
  • “Araki defies the strict censorship laws in his native country rather than compromise his vision.”

    — The Art Newspaper, London
  • “Why not knot its cotton strings extra tight‚ invite someone you fancy round for a brew, and watch as they struggle to force it open for a browse of its beautifully printed series of striking geisha portraits.”

    — 10 Magazine, London
  • “There is no denying the photographs’ demonstration of Araki’s much-applauded mastery of composition, colour and tone:
    at times washed-out and delicate‚ at others bold and striking.”

    — AnOther, London