Napoleón de Stanley Kubrick: La mayor película jamás irrealizada

Prólogo de Alison Castle, París, 2008

Este libro es un trabajo de muchos (y obsesivos) amores: el de Napoleón por Josefina, el de Kubrick por la historia de Napoleón y el nuestro por Kubrick. La saga irrealizada de Napoleón ha sido mucho tiempo tema de intriga para los seguidores de Kubrick, aunque ninguno de nosotros pueda esperar saber jamás lo que hubiera hecho él con la película al final, y es dudoso que Kubrick supiese esto tampoco. Tenemos entre manos una serie de pistas sobre un misterio que nunca puede ser resuelto, y lo que es incontestable es que estas pistas —los archivos de Napoleón de Kubrick— son infinitamente fascinantes. Somos afortunados de tener esta amplia colección de material que representa el estado en el cual el proyecto, iniciado en 1967, se encontraba cuando fue abandonado para siempre; casi literalmente detenido en su marcha, congelado en el tiempo (hacia 1971, más o menos). Los artículos de Napoleón fueron acumulados en cajas, transportados de casa en casa y finalmente almacenados durante las últimas dos décadas de la vida de Kubrick en su propiedad vecina a St. Albans. Los fans que todos estos años han sentido curiosidad acerca del proyecto se han visto en gran parte insatisfechos en su búsqueda de información sobre él; no fue hasta que The Stanley Kubrick Archives se publicó en 2005, con un capítulo sobre el proyecto, que se compartió algo del material con el público.

Cuando comencé mi investigación para el libro de los Archivos en 2002, me quedé estupefacta ante la ingente cantidad de material de Napoleón que permanecía en la propiedad de Kubrick; en volumen sobrepasaba al que había sido conservado de muchas de sus películas concluidas. Kubrick conocía claramente el valor de la información que había acumulado y no quiso separarse de ella, incluso mucho después de haber renunciado a la esperanza de realizar el film. Mi tarea, al retornar al material de Napoleón para la publicación presente, fue encontrar un modo de retratar el proyecto de Kubrick y su abundancia de material de investigación sin traicionar sus intenciones. Dependiendo de cómo lo mire uno, esto bien es poco realista o sencillamente blasfemo. Sin embargo, en la opinión de muchos, incluyendo la compañía presente, rondaría lo criminal no compartir con el mundo este tesoro oculto; es con esto en mente que te entrego este intento de hacer justicia al "Napoleón" de Kubrick.

Aquí los lectores pueden examinar una selección de la correspondencia de Kubrick, los diversos estudios de vestuario, fotografías de búsqueda de lugares de rodaje, material de investigación, borradores de guión, y más, cada categoría de material en su propio libro. El "guión final" de Kubrick (es más bien eufemístico decir "final" puesto que Kubrick era conocido por reescribir infatigablemente sus guiones hasta —e incluso durante— el rodaje) es reproducido en facsímil mientras que los otros textos están pulcramente encasillados en un volumen donde no osan interferir con el material visual. Todos estos libros están metidos dentro de —¿o deberemos decir escondidos en?— un facsímil labrado de un genuino libro de historia de Napoleón. (Esta solución ingeniosa a un desafío muy peculiar, es decir una síntesis muy poco común del testimonio histórico y el objeto de arte, fue invención del equipo francés de diseño M/M Paris.)

Como editora de libros, estudiante de Kubrick y excavadora de archivos, me siento reticente a arrogarme intentar proporcionar una explicación del proyecto. Aún así, para todos los lectores que ansían conocer cuanto sea posible, he recopilado una selección de artículos que representan cabalmente el trabajo de Kubrick en este enorme proyecto y he encargado textos que nos ayudan a navegar a través de este material. La historiadora de cine Eva-Maria Magel explora el empeño casi inagotable de Kubrick por realizar la película, así como su interpretación dramática de la vida de Napoleón; el historiador de Oxford Geoffrey Ellis inspecciona cuidadosamente el rigor histórico de Kubrick y decodifica sus transcripciones de la entrevista con Felix Markham (que son reproducidas en su integridad) y el experto en Napoleón Jean Tulard nos brinda un delicioso panorama de un siglo de films de Napoleón a los que Kubrick podría haber sumado su contribución.

Ahora, querido lector, tu misión actual es descifrar todos estos artefactos variopintos como gustes, y espero que los ataques con ganas.

Alison Castle
París, 2008

Stanley Kubrick's Napoleon. The Greatest Movie Never Made
Sold out!

Stanley Kubrick's Napoleon. The Greatest Movie Never Made

M/M (Paris), Alison Castle
Tapa dura compuesto de 10 libritos incluidos, incluye también acceso a la base de datos de imágenes, 11.6 x 14.7 in., 2874 páginas, $ 3,000